Alérgenos epidérmicos

Gato | Perro

  e1 Gatos

Descripción del alérgeno

Felis domesticus

Familia

Felidae

Los alérgenos del epitelio y de la caspa de los gatos es una de las causas más frecuentes de enfermedades respiratorias alérgicas. Se han identificado y descrito varios alérgenos de los gatos.

Exposición al alérgeno

Los alérgenos de los gatos se acumulan en alfombras, colchones y sillas tapizadas. Los alérgenos de los gatos son transportados en la ropa de los humanos hasta entornos en los que nunca hay gatos. El transporte de alérgenos de los gatos en la ropa desde los hogares a las escuelas es, de hecho, un importante origen de alérgenos de gatos en las aulas.

Reactividad cruzada

Los pacientes alérgicos a los gatos han mostrado también una reacción a grandes felinos como el ocelote, el tigre y el león. Un subgrupo de pacientes alérgicos a los gatos también reaccionan ante perros y, a veces, otros animales. La seroalbúmina es el componente común principal. Se produce incluso una gran reactividad cruzada entre albúminas de especies vagamente relacionadas como el caballo, el ganado, el cerdo, los roedores y los animales con pelo. Sin embargo, existe una gran variabilidad entre pacientes y una sensibilidad selectiva para un número limitado de especies.

Se demostró que la alergia a la caspa de gato y a la carne de cerdo, también llamada síndrome cerdo/gato, estaba mediada por anticuerpos IgE que reconocían la seroalbúmina de los gatos y los cerdos. Además, otros tipos de carne pueden suponer un riesgo para pacientes con este tipo de sensibilidad.

Experiencia clínica

Reacciones causadas por IgE

La sensibilización a los gatos causada por IgE es un factor de riesgo de asma. La exposición a alérgenos juega un papel causal en el desarrollo de la hiperreactividad bronquial y de las respuestas inflamatorias crónicas observadas en pacientes con asma. Los bebés expuestos a gatos desarrollaron en la prueba de punción una sensibilidad tres veces superior a los que no habían sufrido dicha exposición.

Además, el bajo nivel de exposición a los gatos que hay en muchos hogares sin gatos puede provocar síntomas en algunos pacientes que son sensibles a los gatos.

El humo del tabaco, prenatal y posnatal, ha demostrado tener un efecto adyuvante en la sensibilización a los gatos en niños expuestos. La reactividad alérgica a los pólenes también puede verse agravada por la imprimación ambiental de la caspa animal omnipresente. Asimismo, la alergia a gatos y perros parece ser un importante factor de riesgo para el desarrollo de alergia a animales de laboratorio. Evitar los alérgenos de los gatos es una medida importante en el tratamiento de personas asmáticas sensibles, ya que así se mitigan los síntomas y se reduce la necesidad de fármacos.

Solo el alejamiento del gato puede favorecer una disminución duradera de la exposición al alérgeno.

 

  e5 Perros

Descripción del alérgeno

Canis familiaris

Familia

Canidae

El perro, de la misma familia que el lobo, el chacal y el zorro, fue uno de los primeros animales domésticos, y ya vivía en las comunidades humanas hace incluso 12.000 años. Se han desarrollado más de 800 razas.

Se han encontrado alérgenos de los perros en el suero, la caspa, el pellejo, el pelo y la saliva.

A pesar de que se han detectado diferencias entre alérgenos según su origen (p. ej., caspa o saliva), no existen alérgenos específicos a las razas. Pero la concentración de alérgenos varía dentro de una misma raza y entre ellas.

La caspa de perro contiene la proporción más elevada de alérgenos específicos del perro. La caspa animal es extremadamente fina y pequeña, por lo que puede estar flotando en el aire durante horas.

Exposición al alérgeno

Los niveles de alérgenos de perro en los hogares con perros pueden ser muy elevados. Los niveles en hogares sin perros son, por lo general, de 10 a 100 veces más bajos, aunque también pueden detectarse.

En los hogares en los que hay alérgenos de perros, la mayor concentración se encuentra en el suelo de la sala de estar, en los muebles y en los dormitorios.

Los alérgenos del perro pueden detectarse también en otros lugares como escuelas y guarderías donde no hay perros normalmente. Los alérgenos parecen ser transportados en la ropa y estar presentes en concentraciones relativamente altas.

Reactividad cruzada

Es previsible una gran reactividad cruzada entre las diferentes razas.

Se ha detectado que muchos pacientes alérgicos a los gatos también lo son a los perros. Muchos estudios sugieren pruebas de una reactividad cruzada entre algunos alérgenos de gatos y perros.

Experiencia clínica

Reacciones causadas por IgE

La caspa de perro es una importante fuente de alérgenos inhalantes, y pueden provocar con frecuencia síntomas en personas sensibles. Los síntomas incluyen asma, rinitis alérgica y conjuntivitis alérgica. Del 30 al 35% de las personas atópicas presentan síntomas alérgicos tras la exposición a alérgenos del perro.

Los síntomas pueden estar causados por exposición indirecta a la caspa de perro en la escuela, el lugar de trabajo o el transporte público. En sujetos sensibles, la exposición repetida a alérgenos también provoca inflamación subclínica, hiperreactividad y empeoramiento general del asma.

Se ha notificado eccema después de la exposición a alérgenos del perro.

La alergia ocupacional al perro también puede darse en personas que trabajen con animales, piel de animales o en laboratorios.