ImmunoCAP: una prueba de alergia realmente cuantitativa

Cuando se investiga a pacientes con sospechas de alergia, el hecho de disponer de un resultado cuantitativo de una prueba de IgE abre nuevas e importantes posibilidades. Junto con la historia clínica y una exploración médica, podrá planificar el mejor tratamiento posible. En algunos casos, incluso podrá descartar la alergia como causa y así reducir la preocupación y la evitación innecesaria de alimentos.

Valor de los resultados cuantitativos

Los resultados de la prueba de ImmunoCAP permiten identificar los niveles basales de anticuerpos IgE del paciente. Debe hacerse un seguimiento incluso de los alérgenos con niveles muy bajos y que no provocan síntomas. También permiten evaluar qué alérgenos tienen una mayor incidencia en la aparición de los síntomas y realizar un seguimiento de los cambios que se producen en el perfil de IgE del paciente con el paso del tiempo para:

  • Pronosticar y realizar un seguimiento del desarrollo de la enfermedad
  • Reflejar el efecto de y el cumplimiento de evitación/reducción
  • Optimizar las estrategias médicas
  • Evaluar el desarrollo de tolerancia (alergia alimentaria, tratamiento inmunológico específico)
  • Evitar riesgos alimentarios innecesarios

Conocer los niveles de anticuerpos IgE específicos de un paciente para sustancias a las que son sensibles aumenta las posibilidades de clasificar de qué modo las diferentes sustancias afectan a sus síntomas.

Más IgE, más síntomas

La curva genérica anterior, basada en miles de resultados de pruebas, indica qué puede significar el valor de un anticuerpo IgE específico para un alérgeno con respecto a los síntomas. Una regla general es que cuanto mayor sea el valor del anticuerpo IgE, mayor será la probabilidad de que aparezcan síntomas.

No obstante, una persona puede tener un nivel bajo de anticuerpos IgE y presentar síntomas causados por la exposición al alérgeno en cuestión.

El diagnóstico final siempre se debería basar en una combinación de los resultados del análisis de IgE, una exploración física y la historia clínica del paciente.

La aparición de síntomas depende de la persona

El momento exacto en el que aparecen los síntomas ante una sustancia alergénica varía de una persona a otra. El momento depende de diversos factores, como:

  • El grado de exposición
  • Los niveles de anticuerpos IgE
  • La reactividad clínica del paciente

Factores que se deben tener en cuenta antes del diagnóstico

Antes de realizar el diagnóstico final, recuerde que debe tomar en consideración diversos factores. El conocimiento y la comprensión de los temas siguientes le proporcionará una mejor visión global de la situación del paciente.

Edad

Los niños menores de dos años pueden padecer una enfermedad alérgica aunque presenten concentraciones más bajas de anticuerpos IgE específicos del alérgeno que los adultos.

Grado de atopia

Los pacientes con antecedentes familiares de alergia tienen más posibilidades de desarrollar alergias. No obstante, los padres de la mayoría de los niños alérgicos no son alérgicos.

Carga de alérgenos

Hay que tener en cuenta la sensibilización total a los alérgenos, aunque sólo uno o unos pocos alérgenos parezcan importantes para la investigación. Se pueden acumular diferentes sensibilizaciones y puede que la menos obvia sea la que cause el desarrollo de los síntomas. La sensibilización a múltiples alérgenos indica un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad alérgica grave.

Tipo de alérgeno sensibilizador

Algunos alérgenos (como los cacahuetes y los frutos secos) son especialmente peligrosos porque son los que provocan síntomas graves, como la anafilaxis y el asma, con más frecuencia.

Síntomas previos

Si el paciente ha experimentado síntomas como eccema, asma y/o anafilaxis en el pasado, se deben tener en cuenta incluso los niveles bajos de anticuerpos IgE.

Otros factores desencadenantes

Las infecciones bacterianas y víricas, así como la polución, suelen exacerbar los síntomas en pacientes alérgicos.

Si las consideraciones anteriores se suman al resultado de una prueba de anticuerpos IgE y se combinan con la historia clínica anterior y una exploración física, se consigue ajustar la investigación de la alergia para obtener una visión mucho más informativa. El resultado de la prueba ImmunoCAP Specific IgE constituye una base científica sólida para el diagnóstico, el pronóstico y el seguimiento correctos del paciente con alergia.

Referencias

  • Söderström L et al. A further evaluation of the clinical use of Specific IgE antibody testing in allergic diseases. Allergy 2003;58:921-8.
  • Sampson HA. Utility of food-specific IgE concentrations in predicting symptomatic food allergy. J Allergy Clin Immunol 2001;107:891-6