ImmunoCAP Specific IgA

La cuantificación de los anticuerpos IgA específicos de un antígeno con ImmunoCAP Specific IgA da lugar a una evaluación precisa de los pacientes alérgicos. Aquí obtendrá más información sobre el valor clínico, los valores esperados de las pruebas y los fundamentos de la prueba de ImmunoCAP Specific IgA.

ImmunoCAP Specific IgA calcula los anticuerpos IgA específicos de un antígeno presentes en el plasma y suero humano. Los anticuerpos IgA específicos forman parte del sistema inmunitario. Están presentes en secreciones como la saliva y la mucosa, y en la sangre. Los niveles elevados de anticuerpos IgA específicos en el suero frente a antígenos de alimentos pueden indicar un aumento de la exposición provocado por daños en la mucosa intestinal. Por ejemplo, en el caso de la celiaquía, los niveles de anticuerpos IgA específicos frente al gluten son importantes para el diagnóstico.

Valor clínico

El control de los niveles elevados de anticuerpos IgA específicos de antígenos en el suero puede facilitar la gestión de los problemas relacionados con los alimentos, especialmente en el caso de enteropatía a alimentos de los niños. Asimismo, los anticuerpos IgA pueden indicar la evolución de la tolerancia.

Valores previstos de las pruebas

En general, no existen valores de cut-off recomendados para anticuerpos IgA específicos, ya que son marcadores de la exposición a antígenos y no están directamente relacionados con una enfermedad. Los resultados varían entre los antígenos. Las variaciones geográficas también son importantes, al igual que lo son los niveles individuales de exposición.

Para determinar si los niveles han aumentado, se debe medir el nivel de referencia de anticuerpos IgA específicos frente a un antígeno en particular en una serie de muestras de individuos sanos, y si es posible, se deben comparar con los niveles de un grupo de pacientes.

Información importante

Al igual que ocurre en todas las pruebas diagnósticas, un diagnóstico clínico definitivo no se debe basar exclusivamente en los resultados de un único método de pruebas. El médico debe realizar el diagnóstico tras evaluar todos los datos clínicos y de laboratorio.