Síndrome antifosfolipídico

Anticuerpos anticardiolipina | Anticuerpos anti-β2 glicoproteína I

Anticuerpos anti-cardiolipina

Productos

N° de artículo

N° de pruebas

EliA Cardiolipin IgG 14-5529-01 4 x 12
EliA Cardiolipin IgM 14-5530-01 4 x 12
EliA Cardiolipin IgA ¡NUEVO! 14-5528-01 2 x 12
Varelisa Cardiolipin Antibodies Screen 158 96 96 pruebas
Varelisa Cardiolipin IgG Antibodies 155 96 96 pruebas
Varelisa Cardiolipin IgM Antibodies 156 96 96 pruebas
Varelisa Cardiolipin IgA Antibodies 157 96 96 pruebas

Material promocional

Características de rendimiento
EliA APS (pdf)
EliA APS IgA (pdf) ¡NUEVO!

Antígenos

A diferencia de la mayoría de los demás autoantígenos, la cardiolipina no es una proteína, sino un fosfolípido. Los fosfolípidos son componentes fundamentales de las membranas y los orgánulos de las células vivas. La cardiolipina se encuentra en las membranas bacterianas, las mitocondrias y los cloroplastos.

La cardiolipina está compuesta por dos grupos de ácido fosfatídico, cada uno de ellos unido a un componente glicérido mediante un enlace fosfodiéster, y unidos por un componente glicerol central.

Los anticuerpos se unen al complejo formado por la cardiolipina y el cofactor ß2-GPI.

Nuestros ensayos se recubren con cardiolipina purificada.

Especificidad y prevalencia de los anticuerpos

  • Síndrome antifosfolipídico (SAP) (uno de los dos criterios analíticos para el diagnóstico de SAP)
  • Ictus (7%), ictus en pacientes jóvenes (18%)
  • Aborto*: 3 o más abortos consecutivos (15%), en el segundo o tercer trimestre (30%), con retraso del crecimiento y aborto tardío (40%)
  • SAF secundario en LES (10-15%)
  • Enfermedades del tejido conjuntivo como el LES (44%), la AR (4-49%), la esclerodermia (25%), la artritis crónica juvenil (42%) (se incluyen las cifras de SAF secundario)
  • Enfermedades infecciosas como la enfermedad de Lyme (32%), la sífilis (75%), la lepra (67%), la tuberculosis (53%) y algunas más (fiebre Q, SIDA)
  • Epilepsia (11%)
  • Individuos sanos (0-7,5%)

* Las cifras representan anticuerpos antifosfolipídicos en general.

Información sobre el síndrome antifosfolipídico

Actividad de la enfermedad

Las concentraciones elevadas de aCL se asocian a un riesgo mayor de padecer trombosis o muerte fetal. Es posible detectar un aumento de las concentraciones de anticuerpos anti-cardiolipina muchos años antes de la trombosis o muerte fetal. El riesgo de muerte fetal aumenta del 6,5% (mujeres sin aCL) al 15,8% (positividad para los aCL).

¿Cuándo se recomienda la determinación?

  • Sospecha de síndrome antifosfolipídico.
  • Muerte fetal
  • Ictus en pacientes jóvenes
  • Trombosis sin causa aparente
  • En proceso de evaluación: migraña, epilepsia, corea, valvulopatía cardíaca, úlceras cutáneas, etc.

Isotipos de anticuerpos

La IgG se considera el isotipo más frecuente e importante para la detección de aCL. Sin embargo, se recomienda determinar también las concentraciones de IgM e IgA, ya que de lo contrario, se podrían pasar por alto algunos pacientes de riesgo. La asociación clínica de los diferentes isotipos de aCL se refleja, con cierta controversia, en la literatura médica.

Referencias

Moris V, Mackworth-Young C (1996) |  Khamashta MA, Hughes GRV (1996) |  Roubey RA (1999)   

Volver al principio

 

Anticuerpos anti-β2 glicoproteína I

ProductosN° de artículoN° de pruebas
EliA β2-Glycoprotein I IgG 14-5532-01 4 x 12
EliA ß2-Glycoprotein I IgM 14-5533-01 4 x 12
EliA ß2-Glycoprotein I IgA ¡NUEVO! 14-5531-01 2 x 12
Varelisa ß2-Glycoprotein I Antibodies Screen 190 96 96 pruebas
Varelisa ß2-Glycoprotein I (IgG) Antibodies 187 96 96 pruebas
Varelisa ß2-Glycoprotein I (IgM) Antibodies 188 96 96 pruebas
Varelisa ß2-Glycoprotein I (IgA) Antibodies 189 96 96 pruebas

Antígenos

La glicoproteína ß2 I (ß2GPI) se une a sustancias con carga negativa, como los fosfolípidos y las lipoproteínas. Un número cada vez mayor de estudios indica que la ß2GP1 es necesaria como cofactor o incluso que es el antígeno "real" para la unión de los anticuerpos antifosfolipídicos. Los epítopos de conformación para los anticuerpos anti-ß2GPI se desarrollan cuando interaccionan con una membrana lipídica compuesta de fosfolípidos con carga negativa o cuando la ß2GPI es adsorbida en una placa de poliestireno polioxigenado.

La ß2GPI es una proteína plasmática de 50 kDa compuesta por cinco grupos homólogos de aproximadamente 60 aminoácidos.

La ß2GPI de nuestros ensayos es una proteína purificada a partir de plasma humano.

Especificidad y prevalencia de los anticuerpos

  • Síndrome antifosfolipídico (SAP)
  • Ictus isquémico (24%) 
  • Aborto (7-14%)
  • Enfermedades del tejido conjuntivo como el LES (36%), la artritis reumatoide (AR), la esclerodermia y la artritis crónica juvenil
  • Epilepsia (18%)
  • Individuos sanos (muy poco frecuente)

(las cifras disponibles varían mucho debido a los distintos métodos e isotipos empleados)

Información sobre el síndrome antifosfolipídico

Actividad de la enfermedad

Las concentraciones elevadas se asocian a un riesgo mayor de padecer trombosis o muerte fetal.

¿Cuándo se recomienda la determinación?

  • Muerte fetal
  • Ictus en pacientes jóvenes
  • Trombosis sin causa aparente
  • en pacientes sin aCL con sospecha de SAP
  • en pacientes con aCL con posibilidad de padecer SAP para confirmar el diagnóstico

Isotipos de anticuerpos

Según los criterios de clasificación del síndrome antifosfolípido definido (2006), los isotipos IgG e IgM son relevantes para la detección de anticuerpos anti-β2 glicoproteína I. Sin embargo, cada vez más estudios también muestran una relevancia clínica del isotipo IgA. 

Métodos de detección

Para la detección de anticuerpos, la ß2GPI debe estar unida a una membrana lipídica compuesta de fosfolípidos con carga negativa. También puede ser adsorbida en una placa de poliestireno polioxigenado (irradiado).

Referencias

Matsuura E, Koike T (1996) |  Reddel SW, Krilis SA (1999) |  Tincani A, Balestieri G, Spatola L et al. (1998)  

Volver al principio